EL VIRUS

El sida sigue siendo un estigma para nuestra sociedad y, aunque existe la creencia que es una enfermedad del pasado o controlada, el virus del VIH sigue afectando a 37 millones de personas en el mundo y causa, cada año, más de un millón de muertes.

En el primer mundo, se ha conseguido que muchos pacientes puedan disfrutar de una buena calidad de vida gracias al tratamiento antirretroviral, pero en otros países y en zonas menos desarrolladas como en África Subsahariana el virus sigue matando a miles de niños y mujeres.

EL VIRUS EN CIFRAS

Se calcula que el VIH afecta cerca de 37 millones de personas en todo el mundo.
En 2016 se notificaron cerca de 2 millones de nuevas infecciones: cada 15 segundos se produce una nueva infección.
Se estima que 1 de cada 4 personas no sabe que está infectada.
Desde el inicio de la pandemia, 35 millones de personas han muerto a causa del sida o enfermedades relacionadas.
17,8 millones de niños han perdido uno o ambos padres a causa del sida.
El número de diagnósticos de casos de sida desciende año tras año en los países en que existe un buen acceso al tratamiento antirretroviral.

¿DÓNDE ESTAMOS?

Gracias a las nuevas terapias contra el virus, hoy en día la esperanza de vida de los enfermos de sida está muy cerca de ser la misma que la de las personas sanas.
Sin embargo, el tratamiento tiene que tomarse de por vida. No se puede interrumpir jamás. Esto es así porque el virus permanece escondido en unos santuarios de los que puede reaparecer si se para el tratamiento.
El objetivo actual es curar la enfermedad. Se están desarrollando varias estrategias combinadas encaminadas a destruir los escondites del virus.